Para poder subir al escenario de Violetta Live hemos tenido que ensayar antes muchísimo. Hemos sufrido mucho, sudado, llorado, hemos pasado horas y horas sin dormir….
¡¡¡Mentiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!!!!!

Bueno… Mucho ensayo sí hemos tenido,  pero  hemos disfrutado como niños.

Os cuento lo que os podéis encontrar en un ensayo de Violetta:  un grupo poniéndose al día de amores y desamores, bailarines mostrando coreografías y acrobacias imposibles, (si lo intentase seguramente terminaría ingresada), los chicos retándose a quién puede hacer más flexiones y abdominales (si le veis sentido a esto explicádmelo…¡ Jajaja!) y sobre todo muy buena energía y risas, muchas risas. Es cierto que da miedo embarcarse en una gira tan larga, dejar tu casa, tus amigos, tu cocina  (creo que es lo que peor llevo, no poder cocinar).

Pero la adrenalina que te produce subirte al escenario, hace que ese miedo desaparezca en un segundo.

Aquí os dejo parte de un ensayo, mirad a mis compañeros intentando ser peligrosamente bellas, no os lo podéis perder.

logo_Bside