Una hora y media de show, dos funciones por día, muchos meses de gira y un solo cuerpo..

Antes de que los músicos puedan guardar sus instrumentos, nosotros ya estamos desnudándonos, buscando hielo y pegándonos por el turno del fisioterapeuta.

Bueno, lo confesé, ya sabéis que no todo lo que brilla es oro.

Pero tenemos a Vero Peskin (asistente de coreografía) y a los bailarines (que creo que son robots biónicos porque siempre tiene fuerzas), que nos ayudan a entrenarnos.

Antes de cada show hacemos una serie de abdominales, tengo que reconocer que no llego a su ritmo, pero día a día voy mejorando.

Cande me a va a matar porque estoy contando esto, peros unas canciones antes de On Beat , con el micrófono colgando nos ponemos las dos a hacer más abdominales en el camerino.

Está todo calculado, pero más de un día hemos tenido que correr porque empezaban sin nosotras.

Además de los abdominales, los micrófonos colgando, las maquilladoras y peluqueras persiguiéndote siempre le dedicamos tiempo a hacer ejercicios para estirar el cuerpo.

¡Escuchar ruidos de desgarres en medio de la función, no es nada agradable!.

Hoy os quiero pedir disculpas, si alguna vez esperasteis en la puerta de algún hotel o aeropuerto y nosotros no pudimos detenernos.

En esos momento somos zombis buscando una cama.

logo_Bside