Una semana antes de mi cumpleaños, me di cuenta, que éste sería el cuarto que celebraría lejos de mi familia. Y una noche en el sleeper lo comenté…

Sin saber, que Cande estaba riéndose de mí y aguantándose para no contarme lo que ya sabía. Ella y varios de mis amigos conocían la sorpresa que me esperaba!

Mi familia se metió en el coche y desde Elda, viajaron a Francia para estar conmigo. Fue el mejor regalo de cumpleaños que me han hecho nunca. Además de su sorpresa, esa noche fuí con todos mis compañeros, a un Karaoke. Bailarines, músicos, producción, equipo técnico… Estuve rodeada de gente maravillosa y desde aquí quiero agradecerles uno de los mejores cumpleaños de mi vida.

Por lo menos uno de los más inolvidables.

 

logo_Bside