Tengo que reconocer que he tenido pocas primeras citas en mi vida.

 

Suelo enamorarme de amigos…, así, que me ahorro ese trámite. Pero las que he tenido, nunca las voy a olvidar. Puedes ser la persona más segura del mundo, tenerlo todo bajo control (por mucho que lo intento no es mi caso), que una primera cita te va a descolocar.

La previa:
La que diga que no se ha probado 20 cambios de ropa antes de salir de casa ¡¡¡ MIENTE !!! .

Antes de una cita, nada te gusta, resulta que los dos armarios llenos de ropa “noooooo” son suficientes y siempre terminas pidiendo consejo a tus amigas. ¡¡¡Bendita inseguridad!!!!

Digamos, que soy una persona que no se caracteriza por tomar decisiones rápidas, me cuesta horrores, eso sí, soy muy puntual, claro que eso no juega muy a mi favor en estos casos.

No me gusta llegar antes que él, así que me paso dando vueltas a la manzana metida en el taxi… “Usted siga dando vueltas que ya le digo yo cuando dejan de temblarme las piernas y me viene todo el valor”.

En la cita:
Por supuesto no puedo comer nada.

No es porque quiera cuidar mi línea, es porque el “nudo gigante del estómago” tiene todo el poder. ¡Ya podía aparecer cuando decido ponerme a dieta !.

Una vez, un chico me invitó a su casa y me hizo “crema de verduras” ¿?¿?¿… ( Sííí… lo sé, raro, raro…), ¡¡ Amigo, no ayudas mucho !!… quizás con una cheese cake, el nudo ceda un poquito, pero… ¿¿Crema de verduras?? ¿¿Es broma??… además soy Alba, me mancho siempreeeeeee, siempreeeeee… Definitivamente no fué buena idea.

Ya que estoy contando intimidades os voy a contar otra …..

Otro chico me llamó y me ofreció elegir entre dos conciertos, por supuesto elegí el que a él no le gustaba (de eso me enteré más tarde), el cantante en un momento muy romántico de su concierto, decidió centrar toda la atención de la sala en nosotros y dedicarnos el tema… “A esa pareja tan enamorada”.

¡¡Hace 10 minutos que lo conozco!!… y además, ya me he tirado el vaso de vino encima, ¡No necesito que todo el mundo me mire!.

Conclusión:
¡Qué divertidas son!.

Os voy a decir algo…. Cuando peor sale la cosa, cuando más te descolocas, cuando más en ridículo quedas y cuando eres, sin duda, más , tienes más posibilidades de encontrar a alguien que valga la pena.

Porque el que se enamora de esa loca que da vueltas en taxi y se tira la comida encima, tiene que ser “Un buen tipo”.

Un besazo

logo_Bside